UGT RECLAMA AL GOBIERNO ESPAÑOL QUE RATIFIQUE EL CONVENIO 188 DE LA OIT

 

Más de 38 millones de personas trabajan en el sector de la pesca, una industria reconocida por contar con una de las actividades más peligrosas, por lo que la entrada en vigor del 188-ILO supone un fuerte respaldo legal a esta actividad y viene a garantizar el trabajo decente de los pescadores de todo el mundo, incluidos los españoles.

Como afirmó la ITF (ver noticia relacionada), para UGT la entrada en vigor del convenio sobre el trabajo en la pesca marca un hito en la historia de la flota pesquera, permitiendo condiciones de trabajo decente a bordo de los buques pesqueros y garantizando el cumplimiento de los requisitos mínimos a través de las inspecciones laborales en los puertos.

Además se revela como un instrumento de prevención a bordo para erradicar formas de trabajo inaceptables en la pesca, como el trabajo infantil y forzoso, y la utilización de trabajadores extranjeros en régimen de esclavitud. UGT valora la entrada en vigor del Convenio 188 de la OIT, especialmente en aquello que afecta a las normas de construcción de buques que deberán adecuarse a las necesidades de confort y habitabilidad que demandan las tripulaciones, que permanecen embarcadas durante largos periodos temporales en las distintas campañas que llevan a cabo en alta mar.

UGT añade que resulta indignante comprobar cómo el convenio MLC de la OIT (para trabajo marítimo) está ratificado por más de 81 países, mientras que el convenio de trabajo en la pesca (188-ILO) ha sido ratificado únicamente por diez Estados, de los cuales tan sólo cuatro pertenecen a la UE.