Bruselas pone fondos para conectar Vigo con Europa

 


Carlo de Grandis recordó que el departamento en el que trabaja ve prioritaria la conexión de la ciudad con Oporto con el fin de tener una línea ferroviaria transfronteriza tanto de pasajeros como mercancía. Señaló que hay fondos disponibles -que en el norte de Portugal se están ejecutando- y que el Gobierno español solo tiene que solicitarlos. De momento, el objetivo es electrificar la vía y homologar los sistemas de seguridad.


En ningún caso se contempla en el medio y largo plazo que las terminales portuarias gallegas cuenten con línea ferroviaria propia. El argumento en el que se escudan las autoridades europeas es que ningún puerto de Galicia podrá llenar diariamente un tren de mercancías de 740 metros de largo, tamaño estándar que está implantando la Comisión Europea en todo el territorio comunitario.


La conexión de Vigo con el Corredor Atlántico es una prioridad para el tejido empresarial vigués, que teme perder competitividad respecto a otras regiones europeas que tendrán más facilidades para transportar su mercancía. Desde Bruselas dejan el balón en las autoridades españolas, que tendrán que determinar qué inversiones consideran prioritarias, toda vez que Vigo ya fue excluido de los planes de modernización ferroviaria en la etapa de José Blanco en Fomento.


El mayor jarro de agua fría se lo llevan los empresarios del norte de Galicia que plantearon la posibilidad de construir un eje cantábrico para dar salida al tráfico de mercancías de A Coruña y Ferrol, estrategia que la Dirección de Movilidad ni tan siquiera considera.

Galicia puerto único
Entre los tópicos más manidos en política portuaria se sitúa el de “Galicia puerto único”. Carlo de Grandis apeló ayer a una especialización de los tráficos en cada terminal, dejando entrever a Vigo como un referente en el ro-ro para vehículos o A Coruña para los graneles líquidos.


Evitó de cualquier modo de hablar de la creación de una única Autoridad Portuaria, único mecanismo con el que se podría lograr esta especialización al exigir la ley de Puertos del Estado la competencia entre cada uno de ellos.