.

 

Existe una voluntad clara de llegar a acuerdos que traigan estabilidad al sistema portuario español y que garanticen la competitividad de los puertos y de la economía.

Como ha podido saber Cadena de Suministro, existe una voluntad clara de llegar a acuerdos que traigan estabilidad al sistema portuario español y que garanticen la competitividad tanto de los puertos como de la economía española.

Por un lado, los estibadores creen que unos puertos competitivos son la mejor garantía para un empleo de calidad y futuro en el sector y, por otro, las empresas necesitan equipos motivados, ajustados a sus necesidades y eficientes para dar servicio a un sector exterior cada vez más pujante y a un volumen creciente de importaciones.

Empleo no está, aunque se le espera

Ante esta situación de parálisis, muchos esperan que el Ministerio de Empleo, al que reclaman una defensa firme de los acuerdos del 29 de marzo frente a las pretensiones de Competencia, se manifieste, algo que no parece que vaya a ocurrir.

Lo cierto, también, es que el Ministerio de Fomento está satisfecho tanto con cómo está evolucionando la liberalización de la estiba portuaria como con la incorporación de nuevos estibadores a través de homologaciones que, a mediados de noviembre, rondaban las 2.000 y con el colectivo de estibadores camino de alcanzar la cifra de los 9.000.

Mientras, aceptado el hecho de que las SAGEPs acabarán convirtiéndose en empresas de trabajo temporal y con el empleo y el control del acceso a la formación y las bolsas de contratación como meollos de la cuestión, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia marca los tiempos.

Ahora toca esperar por lo menos hasta que el marco esté totalmente dibujadoy puedan negociarse esos meollos de la negociación con unas nuevas reglas del juego.