Anesco propone impedir el acceso terrestre de contenedores sin peso verificado a las terminales marítimas

 

Anesco también expone que la terminal marítima, en la mayoría de las ocasiones, no es quien elabora y calcula los planos de estiba del buque, y en todo caso, quedan bajo la aprobación del capitán de la embarcación, por lo que el proyecto de real decreto debe ser adaptado a esta realidad, impuesta por la legislación marítima internacional.

Por otro lado, se solicita la modificación del artículo 20.4 del texto en tramitación, ya que, según el convenio Solas, las terminales marítimas no tienen la obligación de pesar todos los contenedores embarcados, por lo que los inspectores no pueden examinar algo que en la mayoría de los casos no existe. No obstante, recuerdan que las terminales están a disposición de las autoridades para que puedan comprobar e inspeccionar la veracidad del VGM de todos los contenedores que los soliciten.

Además, en opinión de la asociación, resultaría conveniente que se especificara en el real decreto la exclusión de los buques Ro-Pax, ferrys o similar de las obligaciones que se deriven sobre verificaciones del pesaje de contenedores.

Por último, Anesco entiende que sería muy beneficiosa la creación de un registro de instalaciones y/o empresas con básculas autorizadas para realizar la verificación de la masa bruta de los contenedores, de manera que se mejore la fiabilidad de las mediciones que se realicen de VGM en el territorio español. Este registro se ha implantado en otros países como Reino Unido.