Los estibadores planean nuevas huelgas ante el retraso del decreto que desarrolla la liberalización

 Además, los estibadores y la patronal Anesco están pendiente del desarrollo de la reforma para cerrar el nuevo convenio colectivo a partir del principio de acuerdo alcanzado a finales de junio de 2017, el que puso fin a la conflictividad en los puertos que suscitó la reforma del sector que impulsó el Gobierno. Sin embargo, este acuerdo está actualmente pendiente del expediente sancionador que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) abrió el pasado noviembre al considerar que puede restringir la competencia.

Incluye la subrogación

En algunos puertos no esperarán más por el decreto. En Barcelona, uno de los tres mayores del país, se ha convertido en el primero que logra un nuevo convenio de estiba tras la aprobación de la reforma. El sindicato asegura que el convenio recoge dos principales puntos acordados entre patronal y trabajadores en junio de 2017, y actualmente investiga el "superregulador", el de subrogación de trabajadores y el compromiso de mejora de productividad en los puertos.