El tigre de Bouzas se autodenuncia

 

Ante esta situación se ha dado la paradoja que el propio denunciante ha sido incorporado por el órgano investigador a la denuncia.

En enero 2017 la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) incoó expediente sancionador contra Unión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (C.C.O.O), Confederación Intersindical Galega (CIG), Líneas Marítimas Españolas, S.A., Bergé Marítima, S.L., Estibadora Gallega, S.A., Terminales Marítimas de Vigo, S.L.U. y Pérez Torres Marítima, S.L., por posibles prácticas anticompetitivas. 

La infracción consistiría en la firma y/o aplicación, por parte de estas entidades, de un pacto extraestatutario firmado en el año 1996, para la regulación de las relaciones laborales en el ámbito de la estiba en el puerto de Vigo, cuyos ámbitos personal y funcional de aplicación desbordarían el ámbito propio reservado a las labores de estiba portuaria.
 
Las conductas analizadas tienen su origen en la información remitida a la CNMC por parte de la Autoridad Portuaria de Vigo. La CNMC inició una información reservada que permitió detectar indicios racionales de la existencia de conductas prohibidas por la normativa de competencia y ha acordado la incoación de un expediente sancionador por una presunta infracción del artículo 1 de la LDC y del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).