El puerto de Vigo, enclave de referencia en la distribución de aluminio

 

En lo que a tráfico de vehículos ro-ro se refiere (medido en unidades) ha tenido un comportamiento muy similar al mismo período del año anterior, con un descenso del -0.69%. Las cargas suponen el 84,10% de las operaciones. También debemos reflejar que el 12,04% de los vehículos se han operado en régimen de tránsito, siendo Sudáfrica y Marruecos los principales países de origen y cuyo destino (además de los reenvíos a otros puertos nacionales) son Francia, principalmente, Grecia y Reino Unido.
De igual modo, la pesca fresca ha descendido en un -1,61% en cuanto a su volumen y en un -2,97% en el valor de venta. La pérdida de valor debemos achacarla a los peces, que por su importancia es el grupo que determina la evolución final de la pesca fresca, con un descenso de descargas del –2,18%, reduce su valor en un -2,98%.

La mercancía general ha descendido en un -1,71%, los graneles líquidos en un -50,19% (dentro de lo previsible) y el granel sólido (cemento en exclusiva) ha aumentado su tráfico en un 11,67%. Añadiendo el resto de los tráficos, la pesca fresca se mantiene en cifras similares al acumulado del año anterior, con una pérdida de -478 tn, que se traduce en una caída del -1,61%; en cuando a los avituallamientos, estos disminuyen en -14.143 tn (-17,60%), aunque hay que considerar que faltan por incorporar cierta cantidad de suministros combustible.

Descenso de la cifra de negocio en un 2,5%

El resultado de explotación obtenido en mayo de este ejercicio se sitúa en un resultado positivo de 404.500 euros, inferior al obtenido en mayo del pasado ejercicio cifrado en 896.900 euros.

Los resultados después de impuestos son positivos y ascienden a 409.400 Euros, inferiores en 492.000 euros a los obtenidos en el pasado ejercicio, que ascendían a 901.400 de euros.