Empresarios de Vigo recurrirán a la Justicia por los atascos de la aduana

 

La sangría en los tráficos de pesca congelada se ha cronificado. Especialmente grave ha sido la desaparición de importaciones procedentes de China. «Es un caso dramático. Se han ido todos a Leixões porque no quieren tener problemas», reconoce López Veiga.

Los exportadores del país asiático impusieron la pasada primavera las descargas en Portugal para eludir el celo del PIF vigués. El detonante fue el bloqueo de 20 contenedores argumentando un problema documental. En el 2016 entraron en el puerto de Vigo 8.276 toneladas de pesca congelada procedentes de China.Pronósticos que se cumplenLa terminal viguesa puede perder unas 100.000 toneladas de pescado al año si no se soluciona el atasco del PIF.

Es la conclusión de un informe encargado a una consultora externa y publicado a finales de mayo. La base del estudio fueron 32 encuestas realizadas en otras tantas empresas. En un 27 % de los casos la respuesta fue que dejarían de operar en Guixar (es el muelle de contenedores), en tanto otro 18 % dijo que reduciría su actividad. A la luz de las cifras, los pronósticos se están cumpliendo.