La nueva competencia de Oporto en carga sin grúa preocupa en Vigo

 

Fuentes del Puerto vigués reconocieron el temor por lo que podría pasar a partir de ahora con el nuevo "frente" abierto, poco después de que una empresa, el grupo turco Yildirim, se haya hecho con el control de la terminal. La misma firma ya adquirió en 2015 el puerto exterior de Ferrol, aunque hasta el momento no ha funcionado en absoluto su programa de tráfico de contenedores.

LEIXOES SE DISPARA
De momento, y en poco tiempo, un crecimiento del 85% del movimiento 'ro-ro' ya ha convertido a Leixões en el líder en tráfico de ro-ro en Portugal. La prueba de que la terminal vecina va en serio, y que podría resultar una dura competencia para Bouzas.

Según destaca en su web oficial la Autoridad Portuaria de Leixoes "el fuerte desarrollo en el segmento ro-ro está asociado a la apuesta de la naviera Cobelfret con la tercera escala semanal hacia el Norte de Europa", afirma Emilio Brògueira, presidente del puerto que agrupa las terminales Oporto-Duero, Leixões y Viana do Castelo bajo una gestión única. En Galicia hay cinco autoridades portuarias que rivalizan entre sí mientras que sólo hay una en la Región lusa Norte tras su unificación forzosa.

El pasado mes de junio el grupo turco Yildirim, líder de la actividad portuaria portuguesa, adqurió el 100% del capital del Terminal de Contenedores de Leixões (TCL) tras la compra del 27% de ETE y del 10% que estaban en manos de un conjunto de accionistas liderado por el ex líder de la empresa. Ya desde hace un año y medio, el liderazgo de la actividad portuaria portuguesa, que incluía los puertos de Lisboa, Setúbal, Aveiro y Figueira de Foz, estaba en manos de Yildirim, quien ahora se convierte en el único dueño, según informa el portal especializado "clustermaritimo".

La Terminal de Contenedores de Leixoes cerró 2015 con una facturación de 54,9 millones de euros y beneficios de 7,2 millones, y llegó a un acuerdo con el Gobierno para la expansión de la infraestructura: Leixoes tiene problemas de calado.

El grupo Yildirim asume toda la inversión estimada en 43,4 millones de euros a cambio de otros cinco años de concesión, hasta 2030. A finales de 2015, el grupo turco se convirtió en líder de la actividad portuaria portuguesa tras haber comprado concesiones portuarias por 300 millones de euros. Yildirim controla en Portugal cuatro terminales de contenedores, dos de carga general y una terminal de graneles alimenticios, en un total de cuatro kilómetros de muelles en Lisboa, Leixões, Setúbal, Aveiro y Figueira da Foz.