Los sindicatos de estiba europeos denuncian que la CE intenta imponer el tercer paquete portuario por la vía judicial

La denuncia de la Comisión a España por su modelo de estiba ha propiciado que las organizaciones sindicales europeas inicien un proceso de consulta con los sindicatos afiliados en España, para ver como pueden apoyarlos ante los posibles cambios.

Tras el anunció de la La Comisión Europea de su denunciar a España a la Corte de Justicia de la Unión Europea, (CJEU) debido a las normas sobre contratación de mano de obra estibadora en puertos como Barcelona, Algeciras, Valencia y Bilbao, la ETF e ITF han iniciado un proceso de consulta con los sindicatos afiliados en España, para ver como pueden apoyarlos ante los posibles cambios en la manera en que los estibadores son contratados en los puertos españoles.

Actualmente, las empresas estibadoras contratan estibadores a través de compañías privadas formadas por el conjunto de empresas empleadoras de cada puerto, en lugar de contratarlos directamente. La Comisión Europea argumenta que las empresas estibadoras de cualquier otro estado miembro de la Unión Europea, que quisieran establecerse en los puertos españoles, se podrían ver disuadidos por el actual sistema de contratación y que eso obstaculiza el ejercicio de la libertad de establecimiento.

Terje Samuelsen, presidente de la sección de estibadores de la ETF, señala que "ahora podemos ver que la Dirección General de Movilidad y Transportes (DG Move) de la Comisión Europea está decidida a insistir en su intención de introducir el tercer paquete portuario, esta vez no sólo a través de la legislación, sino también mediante la apertura de procesos judiciales, e imponiendo la liberalización de las labores de estiba como condición para la concesión de los fondos de rescate. ¡Ahora están tratando de justificarse al usar la corte para establecer, en realidad, que el dumping social sea aceptable en la Unión Europea!"

Los estibadores en Europa, señala Semuelsen, "con el apoyo de los estibadores del resto del mundo, afrontaremos esta lucha y estamos seguros de que vamos a vencer en esta importante cuestión. Vamos a apoyar a nuestros compañeros en España de todas las formas posibles".

La ETF e ITF renuevan su llamamiento al gobierno español para defender eficazmente el actual sistema español ante la Corte de Justicia de la Unión Europea. "La Ley actual es el resultado de una extensa consulta y debate entre los distintos interlocutores sociales, y tanto los empleadores como los sindicatos siguen estando a favor de mantener el sistema actual", aseguran la ETF e ITF en un comunicado.

Además del impacto directo que un cambio en el sistema de contratación supondría para los estibadores españoles, también tendría implicaciones para los estibadores de toda la Unión Europea. Una decisión a favor de los argumentos de la Comisión Europea, "podría establecer un precedente en el que las preocupaciones por la empresa privada y la competencia en la Unión Europea, estuvieran por encima de cuestiones laborales como la seguridad en el trabajo", aseguran las organizaciones sindicales.

Los estibadores se blindan en el IV Acuerdo Marco ante un posible cambio de modelo

Tal y como se adelantó el viernes y ayer se detalló con amplitud, las disensiones sobre la ultractividad del futuro convenio impidieron en la tarde del viernes alcanzar un preacuerdo en torno al IV Acuerdo Marco de Estiba, sobre el que a última hora había un amplio consenso en cuestiones como la subrogación de las plantillas ante un posible cambio legislativo, medida que supondría blindar a los estibadores y garantizar su puesto de trabajo ante un cambio de modelo.

Según fuentes de la mesa negociadora consultadas, en esencia la negociación estaba prácticamente cerrada el viernes, salvo el escollo final de la ultractividad así como dar el visto bueno a la redacción exacta de alguno de los últimos puntos consensuados.
Entre ellos estaría, de aprobarse definitivamente lo acordado, la introducción de una cláusula que obligaría a la subrogación de los trabajadores de las sociedades de estiba en caso de que el modelo actual quedara desmantelado por razones legislativas.

Ante el escenario generado tras la denuncia de la Comisión Europea contra el Reino de España por infringir su régimen de estiba portuaria el principio de libre establecimiento empresarial, sindicatos y patronal buscarían en el IV Acuerdo Marco un consenso que garantizara los puestos de trabajo ante una posible desaparición o transformación de las sociedades de estiba (bien fruto de la sentencia del Tribunal de Luxemburgo bien por iniciativa de Puertos del Estado para adelantarse a la sentencia), generándose un pasivo que de acuerdo con lo preacordado deberían asumir vía subrogación los nuevos agentes intervinientes.

Complemento de antigüedad

Esta sería alguna de las medidas más destacadas del texto que el viernes ultimaban patronal y sindicatos, que también contemplaría la supresión del complemento salarial por antigüedad.
En el caso de las actuales plantillas, dicho complemento quedaría congelado, manteniendo cada trabajador el nivel actual de este complemento retributivo y no acumulando más por razones de antigüedad. En el caso de las nuevas incorporaciones, este complemento ya no será contemplado.

Igualmente, dentro de la flexibilidad en cuanto a costes laborales que aporta el nuevo convenio que el viernes se ultimaba, estaría el tema del Grupo 0 y las nuevas incorporaciones a la plantilla, que durante tres años y en proceso de formación supondrían un coste laboral menor.

Como se adelantó el viernes, pese a estos consensos y la posibilidad cierta de cerrar un preacuerdo, a última hora de la tarde del viernes se rompió la negociación ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo en torno a la ultractividad del nuevo convenio.
Igualmente, quedaban algunos flecos por concretar, como el tema del computo total anual de jornadas y el límite máximo a partir del cual se debe ampliar plantilla en la sociedad, defendiendo la patronal que se ampliara el techo actual del 100% de trabajo y se produjeran las ampliaciones de plantilla a partir del 110% o el 120%.

Patronal y sindicatos acordaron darse quince días más de negociación prorrogando hasta el 19 de julio la ultractividad del III Acuerdo Marco, que por la reforma laboral decaía ayer, garantizándose así la seguridad jurídica en los próximos días.

El Puerto se prepara para la última gran ampliación de los muelles

La Autoridad Portuaria ha decidido poner en marcha el largo proceso encaminado a realizar la que sería la última ampliación de los muelles tras haber prácticamente terminado la obra de Areal, pendiente de una parte del Transversal todavía en fase de ejecución.

Se trataría de iniciar la construcción de dos nuevas terminales para atraque ro-ro (carga sobre ruedas, sin grúas) en Bouzas, las denominadas rampas siete y ocho, que suponen la fase dos y tres del plan y alrededor de 50.000 metros cuadrados que permitirían mejorar la logística. De esta forma se completarían todas las posibilidades que ofrecía la aprobación del Plan Especial del Puerto, que incluía entre sus supuestos varias operaciones de ampliación en función de las necesidades de tráficos. En la zona comercial de Guixar y Areal prácticamente no queda nada más que hacer salvo una hipotética segunda fase en el Transversal, extendiéndose unos metros, por lo que el Puerto ha iniciado ya la reordenación interna, que incluye concentrar toda la mercancía general en Areal y dejar libre Guixar en exclusiva para contenedores, ampliando sus posibilidades con unos 50.000 metros más, lo que permitirá continuar creciendo en este tráfico clave (y para ello funcionará la nueva grúa Super Post Panamax, la única que hay entre Bilbao y Lisboa).

En cuanto a Bouzas, se ha tomado la decisión de ir realizando la tramitación administrativa y medioambiental, larga y compleja, de cara a que cuando se decida la ejecución de las dos rampas no haya que esperar más tiempo. De momento, todo el expediente ha sido remitido al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, que a su vez está dando audiencia a las entidades interesadas para que se pronuncien, entre ellas el Concello de Vigo, que no tendría competencias al tratarse de una lámina de agua, como indicaron en la Gerencia de Urbanismo. No obstante, llamó la atención que el actual alcalde, y expresidente del Puerto, se hubiera manifestado en términos hostiles ante el proyecto, advirtiendo de que vigilará que no haya perjuicios a la Ría. Caballero había propuesto durante su mandato portuario, e incluso avanzó ante el Ministerio de Fomento, ampliar en unos 100.000 metros cuadrados el muelle de Bouzas y convertirlo en la terminal de contenedores. El proyecto se descartó más tarde para volver al esquema conocido de reparto entre el área comercial de Areal-Guixar y el tráfico de vehículos y piezas en Bouzas, donde operará la autopista del mar cuando se ponga en marcha.

Disensiones sobre la ultractividad impiden un preacuerdo sobre el IV Acuerdo Marco

La reunión entre la patronal de empresas estibadoras ANESCO y los sindicatos de estiba Coordinadora, UGT y Comisiones Obreras ha terminado en Madrid sin acuerdo, después de que durante todo el día se barajara la posibilidad cierta de alcanzar un preacuerdo firme en torno al IV Acuerdo Marco de estiba. Al final, disensiones sobre la ultractividad han impedido el consenso.

Cuando más próximas estaban las posturas e incluso se había superado el debate en torno al cálculo de horas efectivas, que provocó la ruptura de la mesa el pasado mes de mayo, la patronal ANESCO puso sobre la mesa el tema de la ultractividad del nuevo convenio y, ante la imposibilidad de lograrse un acuerdo, se suspendieron las negociaciones.

La patronal defendía la postura que recoge la reforma laboral pero con cierta flexibilidad, proponiendo el decaimiento definitivo del convenio no ya al año de su caducidad, sino a los dos años. Por su parte, los sindicatos han insistido en la prórroga indefinida del nuevo convenio mientras no se alcance acuerdo para uno nuevo.

Finalmente, las posturas se han enrocado hasta el punto de que se ha decidido suspender la negociación, eso sí, con un programa de trabajo definido para los próximos días.

Por una parte, al concluir el lunes la ultractividad del III Acuerdo Marco, las partes han acordado la prórroga de este hasta el próximo 19 de julio, dándose de plazo estos días para alcanzar un acuerdo definitivo. De esta forma, se sigue garantizando la seguridad jurídica del marco laboral.

Por otra parte, ANESCO se ha comprometido a analizar el martes 9 de julio la propuesta sindical y la suya propia en una reunión de su Comité de Estibadoras y a dar una respuesta a los sindicatos al respecto antes del 11 de julio con la convocatoria de una nueva reunión.

Prudente optimismo entre los sindicatos de la estiba para cerrar este viernes el IV Acuerdo Marco con Anesco

UGT ve posible el acuerdo porque la patronal ha cesado en algunas de sus pretensiones, como la de introducir el concepto de "tiempo de trabajo efectivo" que en la práctica supondría computar el trabajo de los estibadores por horas y no por turnos.

"El viernes puede ser un buen día para alcanzar un acuerdo". Así de optimista se ha mostrado a cadenadesuministro.es José Antonio Olaizola, responsable del sector estiba de UGT, que insiste en que todas las partes en la mesa de negociación coinciden en la necesidad de cerrar un acuerdo antes del próximo 8 de julio, fecha a partir de la cual la ultraactividad del actual III convenio marco sectorial decaerá definitivamente.

Olaizola reconoce que en la reunión celebrada el pasado miércoles 26 de junio, que desbloqueó la parálisis en la que había entrado la negociación del nuevo IV acuerdo marco, las posturas de la patronal Anesco se suavizaron . Así,a priori, la patronal cesa en su pretensión de introducir en el convenio el concepto de "tiempo de trabajo efectivo" que en la práctica supone computar el trabajo de los estibadores por horas. Olaizola deja claro que tradicionalmente el trabajo en la estiba "ha funcionado por turnos y no tiene sentido que se pretenda contabilizar por horas".

Otro de los aspectos en los que parece que ambas partes ha encontrado una vía de entendimiento pasa por la ultractividad del convenio marco. En principio, las conversaciones mantenidas establecen una duración del convenio estatal hasta 2016 con un año de ultractividad, tal y como estable la nueva reforma laboral. Si embargo, desde el bando sindical se aboga por un periodo de vigencia más largo una vez se denuncie el acuerdo marco con el fin de dar mayores posibilidades a las futuras negociaciones de las partes.

También parece que hay un principio de acuerdo para determinar los cómputos para el ingreso de nuevos estibadores en las empresas en función de las plantillas y necesidades puntuales que se den en cada momento. Asimismo, también hay consenso en cuanto al tiempo de formación y la doble escala salarial que se asocia a este periodo transitorio.

Por último, en cuanto al complemento por antigüedad en las reuniones previas Anesco abogaba por su eliminación pero previsiblemente se mantendrá para los actuales estibadores y se congelará para los nuevos. Por lo tanto, este concepto como tal desaparecerá de las nóminas pero será sustituido por otro para aquellos trabajadores que lo tienen reconocido ahora.

Leer más...